martes, 12 de agosto de 2008

Un conflicto sin solución firme

Lo último que sabemos es que Rusia rechaza en la ONU la propuesta francesa de alto en fuego en Georgia.
En algunos medios podemos leer este tipo de resúmenes, los cuales vamos a tratar de analizar:

* Georgia, que no pertenece al Consejo, ya ha dado el visto bueno al texto
* Rusia aduce que los georgianos no se han retirado de la zona, como dicen
* EEUU considera 'inaceptable' la actitud de Moscú

Hagamos un breve recorrido histórico para recordar los orígenes de este intrincado tema. Al norte del Cáucaso, encontramos Osetia, habitado por los osetios, un grupo étnico que no se consideran ni rusos ni georgianos. Osetia se divide en dos, Osetia del Norte y Osetia del Sur. Llega el año 1991 y con él, la caída de la extinta Unión Soviética, en ese momento, Osetia del Sur se declara unida a Osetia del Norte. Georgia da su negativa a esta decisión y comienza una dura guerra civil. En este conflicto, Georgia recibe el apoyo económico y militar de EEUU, quien como siempre trata de ampliar su control a nivel mundial, y ve a Georgia como un aliado estratégicamente situado. Osetia del Sur, sin embargo, se alinea con Rusia, de la que recibe apoyo, alianzas y armamento.
Mijaíl Saakashvili, presidente de la República de Georgia, ordenó iniciar acciones militares contra Osetia del Sur durante la madrugada del 8 de agosto del 2008, cuya finalidad sería la de someterla a su mandato y alcanzar el pleno control sobre la totalidad del territorio sobre el que se le reconoce internacionalmente la soberanía. La capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, ha quedado desbastada y en ruinas.

La respuesta del ejército de la Federación Rusa fue inmediata, contundente y e incluyó el despliegue terrestre de tropas y carros blindados en Osetia del Sur y el bombardeo aéreo estratégico de objetivos militares en territorio propiamente georgiano, incluso en instalaciones aéreas de las afueras de la capital, Tiflis. Tras dos días de combates en los que la parte Osetia y rusa informaba de más de 1500 muertos a manos del ejército georgiano, éste se retira de la capital suroseta, Tsjinvali, ante la presión de las tropas rusas.
Rusia, cuya estrategia es de mucho mayor capacidad, hizo que sus tropas formaran una línea dividendo las comunicaciones de Georgia, y el presidente de ésta, ordenó a las tropas movilizarse hacia la capital. De cazador a cazado. Gajes de la vida y de las malas acciones. Tan mal se ven, que el pasado domingo Georgia ordenó el regreso de 2000 soldados de los que tiene replegados en Irak (apoyando como no, a las fuerzas de Estados Unidos).
Lo que no llego a entender porque los medios de comunicaciones occidentales llaman a Osetia del Sur “separatista”, ni que hubiera sido alguna vez territorio de Georgia. La manipulación sigue estando en el orden del día.
Georgia se ha creído que podría conquistar un territorio ajeno, al verse aliado de EEUU, quien toma países con las mentiras que ellos se creen. El tiro les ha salido por la culata, porque además de que el presidente de la república rusa de Osetia del Norte, Taimuraz Mamsurov, anunció que "centenares de voluntarios" parten hacia su vecina del sur; Estados Unidos aparte de las “amenazas” como señores del planeta, no se atreverán a intervenir, entre otras cosas de menor importancia, porque no hay petróleo.
Pero escuchemos las declaraciones de estos mediocres dirigentes de Estados Unidos, cuya cobardía es tan omnipresente, que hasta el mismo presidente Bush, evadió la guerra de Vietnam.
Desde el gabinete de Bush se decía y desde su portavoz, La Casa Blanca solicitó este viernes a las partes en conflicto que "pongan fin de inmediato a la violencia y entablen negociaciones para resolver pacíficamente la crisis". Por otra parte, Dick Cheney comentaba que la acción rusa no podía quedar impune y necesita una respuesta contundente.
Miren quienes fueron a hablar. Aquellos que invaden un territorio con mentiras que ellos mismos se creen. Aquellos que han diezmado a la población irakí dejando una lista de mas de un millón de civiles muertos, aquellos que niegan ser juzgados en un Tribunal Internacional, aquellos que han arruinado campos, cultivos, ríos, acuíferos, con el uso de armamento cargado de uranio empobrecido, aquellos que dan licencia a una empresa de “seguridad” privada para que cazen a placer a ciudadanos en sus propias casas, aquellos que controlan los recursos del país que han conquistado, aquellos cuya lista de negligencias y atentados contra la humanidad es tan extensa que habría que talar un bosque completo para el papel necesario para redactarlas. ¿A qué respuesta se refiere? A más mentiras que los medios difundirán, colaborando otra vez a que estos psicópatas hagan a su antojo. Sinceramente, lo mejor que les podría pasar es que desaparecieran, aunque me reservo decir el cómo.
El hecho es que los dirigentes de Estados Unidos están delirando en cuanto al control mundial. No sólo basta colocar ante las narices de Rusia, un escudo de misiles en la República Checa y en Polonia, sino que además quiere cercar a Rusia por todas sus fronteras colocando aliados y bases. A quien se le ocurre acorralar a un oso, pues aunque esté dormido, cuando despierte, de nada servirán todas esas protecciones.
Ahora vemos a Naciones Unidas, nunca antes habían estado tan separadas, vaya paradoja. Países alineados con Estados Unidos, especialmente Francia (sustituyó a Estados Unidos como autor de la propuesta de resolución para tratar de hacerla más digerible para Rusia); y países alineados con Rusia. Me gusta leer las noticias al respecto, me provoca mucha risa y me relaja. A ver como salen de este entramado. Posiblemente Estados Unidos no tome parte en este peculiar conflicto, pero si lo hiciera, seguro que vamos a ser testigos de una gran guerra a nivel mundial.

JJC

1 comentario:

Dalven dijo...

Genial tu articulo, como siempre =)